FUNDACION DE ESCATOLOGIA MEXICO

¿Qué es Escatología?

El diccionario Webster la define como “La Ciencia de lo Último”. En realidad, es la Ciencia de lo fundamental que subyace toda realidad, la Ciencia misma de la Vida, un estudio o Ciencia que trata con el destino último o progreso de la humanidad.

Es la misma Ciencia que Jesús enseñó a sus discípulos, a saber, la Ciencia del pensamiento, mentalidad y Mente.

La parte científica de la enseñanza que Jesús trató de enseñar a sus discípulos, se perdió de vista la mayor parte, ya que fue nublada o mal entendida debido a las creencias místicas religiosas prevalecientes en algunos de sus discípulos o de sus posteriores seguidores. Existe también el hecho de que, en su momento, la libertad de expresión de pensamiento era bastante restringida por las leyes de los líderes de esa época. Más aún, la mayor parte de la enseñanza tenía que ser dada oralmente, con tan sólo algunos manuscritos para complementar su enseñanza. Jesús mismo, en su enseñanza pública recurrió a parábolas, pero explicó éstas de forma directa a sus propios discípulos. Sin embargo ellos también, en su propia enseñanza posterior, tuvieron que seguir este mismo método, y por ende la mayor parte de su enseñanza también se vio obscurecida por el sentido religioso. Así fue como finalmente, hubo una malinterpretación general del verdadero mensaje científico de Jesús.

Afortunadamente la verdad no puede ser ocultada para siempre, y el día ha llegado en el cual tenemos libertad de expresión e imprentas para conservar la enseñanza que en realidad Jesús trató de transmitir, una enseñanza precisa y científica.

La Escatología es una Ciencia exacta, igual que la ciencia de las Matemáticas; y al igual que las Matemáticas, sus conocimientos superiores no pueden ser entendidos hasta que las verdades más simples sean entendidas.

Una enseñanza correcta de las matemáticas se da a través de un desarrollo progresivo de la verdad, de reglas y de leyes concernientes a las matemáticas.

Es igual con la enseñanza de la Escatología, la Ciencia de la Vida, la Ciencia del pensar correcto.

Sabiendo que esto es un hecho a partir de mi propio desarrollo, comencé la enseñanza de la Ciencia de una manera progresiva. Primero intenté, a través de escribir historias, mostrar los hechos simples de la Vida al estudiante, de la misma forma en que despertamos la mente de un pequeño por medio de contarle historias sencillas.

El siguiente esfuerzo consistió en una serie de folletos para destruir las creencias religiosas equivocadas de los muchos que buscaban la verdad actual, pero que de forma involuntaria habían caído en el torbellino de la religiosidad ciega, dando vueltas y más vueltas sin jamás llegar a los hechos actuales de la Vida. Estos folletos se denominan: “Serie de Pláticas Francas”.

El éxito de estos folletos en develar la verdad para aquellos atrapados en el misticismo religioso y la adoración eclesiástica, fue tan pronunciado, que comencé una nueva serie de folletos de naturaleza no sectaria, para llegar a todos los buscadores y estudiantes. Esta serie se llama: “Serie de Sentido Común”.

Junto con todo este esfuerzo, escribí y publiqué, también de forma no sectaria, algunos trabajos tales como “El Camino de Cristo” y la “Totalidad del Bien”.

Muchos escriben y preguntan en qué orden de estudio de mis trabajos, podrán obtener los mejores resultados. Ya que escribí todos mis trabajos en una forma progresiva, siempre se listan en esa forma en mis escritos. Por lo tanto considero que el mejor camino es seguir ese orden, tal como viene impreso bajo el título de “Trabajos”.

Como conocía bastante bien la ayuda que un estudiante puede recibir de un maestro individual, consideré aconsejable crear un “Plan de Estudio”, y llevé a cabo varias clases que explicaban cuidadosamente el significado exacto de la "palabra" escrita. Estas clases son también progresivas y, al momento presente, hay muchos maestros de Escatología certificados enseñando a la gente por un precio bastante nominal. Incluir en cualquier libro impreso todas las explicaciones prácticas que un maestro calificado puede dar, lo haría demasiado voluminoso para atraer a alguien a su estudio o lectura.

No puede encontrarse mejor o más rápido camino para obtener el entendimiento actual de la Ciencia de la Vida que por la enseñanza repetida y los repasos. Cualquier buscador que se haya convencido a sí mismo por leer cualquiera de mis trabajos, que se puede obtener mucho por el estudio científico y bajo la guía de un maestro, es invitado a recibir el beneficio de esta enseñanza, sólo por escribir preguntando por el nombre de algún maestro que viva en su área.

A continuación del “Curso de Principiantes” (“Serie de Pláticas Francas”), y dentro de este sistema progresivo de desarrollo, y bajo mi Plan de Enseñanza, escribí “La Hoz” como un puente mental para cruzar a salvo a todos, sobre el aparentemente misterioso vacío que parece estar entre la creencia humana errónea y la razón verdadera. Agregué, como notas suplementarias a “La hoz”, mucha ayuda en mis “Notas Primarias”.

Luego, para el estudiante avanzado, publiqué “La Hoz Aguzada” como un libro de texto para toda la vida, ya que alcanza y cubre el terreno mental completo, desde enseñanzas y creencias religiosas misteriosas y sin sentido, hasta las puertas mismas del entendimiento, a través de la aplicación del sentido común y del razonamiento correcto. Esta aplicación correcta del pensamiento correcto ha llegado a conocerse como “El Método Walter”.

Además, formulé un “Curso para Maestros Graduados”, como el curso culminante en este estudio de mi Plan de Enseñanza, el cual, en realidad, abre las puertas hacia el entendimiento claro y real. El estudiante debe calificar para este curso por recomendación de su maestro y por medio de un examen; pero una vez que lo haya recibido, será invitado a revisiones gratuitas del mismo siempre y cuando continúe practicando esta Ciencia verdadera de la Vida. Este curso será enseñado solamente por mi o, posteriormente, por mi más avanzado y talentoso estudiante que haya probado su Entendimiento.

Si el lector de este folleto recuerda que la Escatología no es sólo otro culto misterioso o religión, sino que excluye todo misticismo en su enseñanza y depende completamente del razonamiento con sentido común y del pensar y actuar correctos y en el todo–poder del bien, él o ella no cometerá el error de pensar en esta Ciencia como "misteriosa", simplemente porque no la haya entendido.

La medición de la profundidad, altura y anchura de un recipiente para determinar matemáticamente cuantos kilos de grano puede contener, puede parecerle misteriosa a alguien que no entiende, sin embargo, para el que ya conoce estas reglas, es tan sólo la aplicación de sentido común de las leyes de las matemáticas y su funcionamiento.

No he impuesto creencias o leyes, ni organizaciones que requieran una membresía en este estudio científico de la Escatología, debido a que considero esto como restringente y limitante para el progreso del individuo en su obtención de entendimiento. Sólo pido el sincero y honesto esfuerzo del estudiante, y una disposición para dejar de lado sus conceptos y "opiniones" anteriores, y que en su lugar, y por razonamiento correcto, corregir y cambiar su manera de pensar a la que explica esta Ciencia. No existe duda en cuanto a la habilidad de cualquiera en conseguir un CAMBIO DE PENSAMIENTO, ya que lo está haciendo diariamente en lo que considera rutina o cosas sin importancia, o de "de todos los días". Es decir, ha dado prueba de que puede cambiar su pensamiento si se le dan suficientes, y lógicas, razones para hacerlo. Continuar con el estudio de esta Ciencia, requerirá muchos cambios en la manera previa de pensar de cada quien, en conceptos, en creencias mantenidas anteriormente, y en el propio sentir de uno mismo acerca de todo. Pero cuando este cambio es realizado de acuerdo a los principios de esta verdad científica, siempre hay un beneficio adyacente en la vida de aquél que está dispuesto a realizar tal cambio.

Mi único otro requisito es que ninguno debe intentar enseñar mi método sin primero calificar para mi “Licencia de Maestro”, la cual debe ser renovada cada año. Esto es para que yo me asegure de que el maestro de Escatología enseñe sólo lo que ha sido probado por mi, manteniéndolo científico y de acuerdo con mi Plan de Enseñanza.

En conclusión, deseo afirmar que no hay enfermedades –ya sea las así llamadas orgánicas o inorgánicas– que no PUEDAN ser sanadas a través de la aplicación correcta del pensar y actuar correctos. Esto me lo he probado a mi mismo y a muchos que previamente han "sufrido" estas enfermedades. Todo esto va acompañado de la corrección de los conceptos sobre uno mismo y sobre la vida, y de la firme corrección de su propio pensar, a un nuevo pensar correcto y que esté de acuerdo con los principios de esta Ciencia.

Más aún, afirmaré que no existe dificultad en las relaciones con asociados, cercanos o no, en el trabajo diario o en el entorno en general, que no puedan ser resueltas igualmente a través de esta aplicación correcta del pensamiento correcto, y de su acción con base en esta enseñanza científica.

O sea, a través de este estudio y de la corrección del pensamiento y del genuino esfuerzo por entender, uno puede obtener la experiencia de ese derecho de nacimiento deseado por todos (e ignorado por la mayoría), de disfrutar de salud, abundancia y felicidad, la cuales, generalmente están veladas para la mayoría de nosotros, pero que ahora están listas para ser develadas como la verdadera naturaleza de cada quien, de cada ser individual. La Vida.

William W. Walter

          REGRESAR  
___________________________________________________________________________________________
Rio Balsas No. 1, Col. Vista Hermosa
Cuernavaca, Morelos, Mexico, C.P. 01 Tels. (777) 312-41-41 y 312-28-28

Cualquier comentario o informacion dirigirlo a informes@escatologia.com.mx